Informate en Comunidad News, Click aquí--->

¡Bienvenidos a "Ejercito de Poetas"!

Sean ustedes muy bienvenidos a unirse a este pelotón de poetas, que esperamos sea un ejercito dando batalla y conociendo rincones inhóspitos de los paisajes del valle interior...

contacto para inscripción: poetasanonimosblog@gmail.com

Para empezar a publicar solicita la invitación a nuestro correo electrónico: REGISTRATE AQUÍ

martes, 27 de septiembre de 2011

El espejo

El espejo.


Aquel hombre entró a una tienda que se hallaba a pocas cuadras de su departamento. Quería comprar un espejo para su dormitorio. El que tenía se le había roto hacía ya unos cuantos años.
Una vez allí mientras esperaba ser atendido se quedó contemplando el lugar. Le llamó la atención un espejo redondo que había en un costado, en el cual por su ubicación él no alcanzaba a ser reflejado. Pero si se reflejaban los demas espejos que había, las lámparas que colgaban del techo o el inmenso reloj que se hallaba en una pared.
De pronto, cuando una señora se detuvo frente a ese espejo, vió con enorme asombro que su figura no aparecía. Sino que aparecían y desparecían imágenes de tizas, niños corriendo, arroyos y árboles.
Luego esta se fué y vino un señor de saco y corbata. Observó que este tampoco se reflejaba. En su lugar aparecían cheques, lujosos autos, botellas de wisky y varias mujeres.
Mas tarde hizo lo mismo un muchacho. Allí, del mismo modo que ocurría con los anteriores, se veía una cancha de fútbol repleta de gente, una casa humilde, pelotas, camisetas de diferentes clubes o aparatos de gimnasia.
Una vez que llegó su turno le preguntó al vendedor que era lo que tenía ese espejo para que aparezcan reflejados objetos en lugar de la gente que se ubicaba delante.
Y este tranquilamente le respondió que ese espejo era especial. En lugar de mostrar a cada uno fisicamente refleja como es interiormente, el tipo de vida que hace, a que se dedica, etc.
Ni bien supo de esta noticia tuvo miedo de ubicarse frente a este y abandonó la idea de comprarlo. Cuando el vendedor se lo trajo para que lo viera de cerca se quedó enormemente avergonzado. El espejo se puso de un opaco color gris ademas de mostrar una pieza mugrienta y desordenada, ropas gastadas llenas de agujeros, sombras que caminaban tambaleándose y varias botellas de vino vacías.
Sin decir nada dió media vuelta y se fué.

 
! EJERCITO DE POETAS - "©-2008 ¡¡Por unica Vez... disparen las letras...!;
ir arriba